HOME NOTICIAS MEMES GALERÍA CALENDARIO CONTACTO
 
Fórmula Uno: Humo de llanta
2 mayo 2013 Después de Bahrein, Pirelli hizo algo fantástico: decir que hacía algo cuando realmente no hacía nada.

Ante las quejas de los equipos y pilotos de la Fórmula Uno, que en gran medida generaban una presión mediática respecto de los neumáticos de la compañía italiana para la campaña 2013, simplemente hablaron con las escuadras, dieron el micrófono a Paul Hembery y anunciaron que habría cambios para su compuesto duro de color naranja para asemejarlo más al que corrían el año pasado.

El mensaje claro fue que habían escuchado a los equipos y que tendrían cambios, pero el mensaje sutil fue que no les importaba lo que pensaran las escuderías y que ellos seguirán haciendo lo que la F1 les pide, o sea, neumáticos con diversa degradación, nos gusten o no (a participantes, periodistas y aficionados) los giros que las llantas duren en competencia. Y es que los neumáticos, desde mi punto de vista, no han sido un factor determinante para decidir al ganador ni han vuelto aleatoria la competencia como muchos parecieran señalar, sino que son un factor más que debe tomarse en cuenta en un deporte que cada vez está más basado en estrategia que en velocidad pura.

Hoy en día el compuesto más importante de la Fórmula Uno es el de neumático medio que ha sido y será usado en casi todas las carreras de 2013 –Mónaco siendo la excepción hasta el momento– por lo que si existía un compuesto que debía ser modificado para hacer eco real a las preocupaciones de los equipos era el medio y no el duro, que fue el que modificaron. Por ello fue brillante lo de Pirelli que no tocó su mejor compuesto, el que se ha ido convirtiendo en el principal de la F1. Durante los dos primeros años del regreso de Pirelli, los italianos fueron muy a la segura usando el compuesto suave en todas las carreras de 2011 con una carga equilibrada de supersuaves, medios y duros[1], pero para 2012, los medios empezaron a tener mayor relevancia y la combinación con los suaves fue la más utilizada durante el año. Así las cosas Pirelli, no hizo lo que no quería hacer y mantuvo su compuesto estrella intacto, evitando así que le culparan de no hacer caso a los clamores del paddock.

El año pasado fue espectacular y éste no ha quedado atrás –salvo por algunos incidentes de órdenes para dejar pasar a otro piloto en otra estrategia de neumáticos– por lo que realmente no había mucho que arreglar por parte de Pirelli, sobre todo cuando tenemos carreras como la de Raikkonen, quien hace dos paradas para demostrar que se pueden cuidar las llantas bajo condiciones extremas y obtener un buen resultado y, de pasada, favorece los argumentos de los italianos. El espectáculo y la velocidad siguen ahí pero los equipos prefieren tener todas las variables a la mano para facilitar su trabajo y por eso les afecta tanto no conocer del todo cómo responderán los factores diversos que afectan la competencia, especialmente las llantas. Resulta más sencillo pedir que esos factores se adecuen a ellos que trabajar y adecuarse a los factores variables. De cualquier manera, Kimi ayudó a Pirelli a dorar la píldora mediática a todos los participantes sin hacer algo que no quería y los equipos quedan contentos aún cuando los italianos no hayan arreglado lo que no necesitaba arreglo.

laplumadelzurdo@gmail.com
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Autódromo Hnos. Rodríguez
Derechos Reservados 2020
www.autodromohr.com