HOME NOTICIAS MEMES GALERÍA CALENDARIO CONTACTO
 
Red Bull y su gran incógnita
2 julio 2013 La especulación más grande de la Fórmula Uno por fin fue confirmada y con ello inicia oficialmente la silly season que ya presentaba rumores, pero no espacios reales para volverlos realidad. Mark Webber anunció que se va a Porsche para liderar el regreso de la marca alemana al Campeonato Mundial de Resistencia y buscar la victoria en las 24 Horas de Le Mans a partir de 2014, por lo que uno de los asientos más codiciados en la F1 por fin queda libre y los nombres no dejan de aparecer en los medios para suplir al australiano.

Lo de Webber no sorprende del todo pues desde que perdió el título en 2010 ha sido un hombre totalmente distinto en Red Bull Racing y relegado a un segundo plano detrás de Vettel, incluso podría argumentarse que el desplazamiento fue desde 2009 que llegó el alemán a RBR. Pero no sólo eso, sino que su desempeño comenzó a declinar constantemente después de aquella carrera en Abu Dabi en noviembre de 2010. Con uno de los mejores autos de la historia fue destrozado –al igual que el resto de la competencia- por Vettel en 2011, el siguiente año fue de sus peores temporadas en cuanto a relación potencial del auto contra resultados y esta campaña no ha sido especialmente brillante con apenas tres podios.

Por ello y tras toda la tensión entre Schubastian –por aquello de que se empieza a comportar como Schumacher– y el australiano causada por los resultados, el trato de ambos al interior del equipo, lo difícil que resultará encontrar oportunidades en Fórmula Uno para pelear otra vez por un campeonato en 2014 y la oportunidad que Porsche le presentaba de apuntalar un proyecto de la envergadura del de los alemanes, no resulta tan ilógica la decisión de Webber en cambiar de aires el año entrante.

Ahora queda a Red Bull decidir quién será el compañero de Vettel en el equipo y si la forma de conducirse en últimos años es algún indicativo podríamos pensar que será más hacia el estilo de Webber y Massa que un piloto como Raikkonen o Hamilton. El finlandés ya es objeto de rumores desde principio de la temporada y termina contrato con Lotus al caer la bandera a cuadros en Brasil, Hamilton lleva ya un par coqueteando con los austríacos y aunque tiene contrato por tres años también es cierto que tiene una cláusula que le permite salir de Mercedes GP si no termina dentro de los seis primeros del campeonato de pilotos. Están Ricciardo y Vergne que llevan un par de años peleando por obtener el asiento una vez que quedara libre mientras que Buemi aceptó ser piloto de reserva de Red Bull Racing con la misma esperanza por lo que podría regresar a la Fórmula Uno tras casi dos años de inactividad en la misma. Otros nombres, por inverosímil que parezca, ya comienzan a sonar en los medios como lo son Sutil, Hulkenberg, Bottas, Di Resta, entre otros, por lo que Red Bull tiene una baraja interesante de pilotos entre los cuales escoger pero que deberá hacerlo cuidadosamente pensando en un futuro cercano y uno lejano en el que pueda estar, o no, Sebastian Vettel.

Interesante será también saber cómo coexistirán a partir de ahora en Red Bull Racing pues Webber puede representar un lastre para las aspiraciones campeoniles de Vettel y el equipo motivado por los distintos acontecimientos y fricciones que evidentemente existen en el lado de los fosos liderado por Horner. Si Gran Bretaña sirve de indicador, Webber se comportará como un profesional buscando los mejores resultados posibles en su salida de la Fórmula Uno pero pasamos de resolver una incógnita a enfrentarnos a una nueva.

laplumadelzurdo@gmail.com
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Autódromo Hnos. Rodríguez
Derechos Reservados 2022
www.autodromohr.com