HOME NOTICIAS MEMES GALERÍA CALENDARIO CONTACTO
 
Haciendo realidad el sueño: Honda en la Fórmula 1
21 diciembre 2021 A principios de los 60, Honda era un fabricante emergente de automóviles. Que se llegara a la Fórmula 1, en ese entonces, era algo impensable. Y, aun así, en mayo de 1962, Hideo Sugiura, jefe de Calidad de la fábrica de Saitama, recibió este mensaje de Yoshihito Kudo, director del Centro de Investigación: “Vamos a competir en F1. Quiero que supervises el proyecto”. Sugiura le pidió que se enfocara un poco más en el proyecto porque no sabía que era la F1, a lo que Kudo respondió: “Yo tampoco, pero no importa. Todo el mundo es novato al principio”.

La poca información que disponían procedía de Cooper Climax, que había caído en el centro de investigación unos meses atrás. El equipo de I+D, creado para este nuevo y apasionante proyecto, era reducido: pocos ingenieros del ámbito del motociclismo, algunos más experimentados que hubo que contratar y el propio Soichiro Honda. El objetivo: fabricar un motor con una potencia de 270 caballos, la necesaria para ganar.

Motor RA270

El desarrollo del motor, que Soichiro Honda bautizó con el nombre de RA270, fue arduo, y los mantuvo ocupados casi dos años. El 6 de febrero de 1964, probaron el motor y este superó con éxito los 200 caballos.

El primer monoplaza Honda llegó a tiempo para disputar el GP de Alemania en agosto de 1964. Iba pintado de marfil con un círculo rojo en la parte delantera: la bandera de Japón. Al volante, Ronnie Bucknum. Lamentablemente, hubo que retirarse, tanto de esta como de las otras tres carreras en las que participó esa temporada.

Primera victoria en la F1

Volvieron a casa a seguir trabajando para reducir el peso del motor y del chasis. Consultaron a un segundo piloto, Ritchie Ginther, quien les aconsejó durante el proceso. Tras cinco carreras, su preocupación era evitar el sobrecalentamiento del motor y bajar el centro de gravedad del coche para facilitar su manejo. Pese a las mejoras, el GP de Estados Unidos no fue lo que esperaban.

En octubre de 1965, en un circuito complicado, Ginther triunfó en el GP de México. Solo habían pasado dos años del debut de Honda en la F1. Era el primer fabricante japonés en ganar un Gran Premio de F1, todo apuntaba al éxito.

En 1967, Honda registra a John Surtees, el único piloto en la historia que ha conseguido un campeonato del mundo en motociclismo y en F1. Para la primera prueba de la temporada, el motor RA273 había evolucionado al potente RA300, capaz de alcanzar los 420 caballos. El chasis se había aligerado hasta los 610 kilos. Así llegaban al GP de Italia el 10 de septiembre, una carrera histórica en la que Surtees se hizo con la victoria.

Un trágico final

En 1968, Soichiro Honda solicitó dos motores, uno enfriado por aire y otro por agua, el RA301, que compitió en todas las carreras, pero solo culminó tres. Y el RA302, aerorefrigerado, tuvo un debut trágico. En la segunda vuelta del GP de Francia, el piloto francés Jo Schlesser se salió de la pista, se impactó y tuvo un desenlace fatal. Como consecuencia, Surtees abandonaría Honda y la compañía se retiraría de la F1 hasta los años 80.

La primera incursión de Honda en la F1 tuvo lugar en la segunda mitad de los años 60. Supuso la consecución de un sueño. Los buenos resultados obtenidos en poco tiempo los dirigian hacia un futuro prometedor, pero el trágico suceso hizo que decidieran posponer el sueño hasta momentos más propicios. Exactamente quince años más tarde.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Autódromo Hnos. Rodríguez
Derechos Reservados 2022
www.autodromohr.com