HOME NOTICIAS MEMES GALERÍA CALENDARIO CONTACTO
 
Los pretextos de Pastor
11 abril 2014 El venezolano es un tipo talentoso; no el más brillante, pero si alguien con el suficiente cacumen para tener un campeonato de GP2 en su haber y una victoria, muy bien ganada, en Fórmula Uno. Pero si algo lo ha caracterizado desde su ingreso a la máxima categoría del automovilismo es su manejo agresivo –a veces en el borde de inseguro y temerario– y sus pretextos. Sí, está lleno de pretextos desde que arribó a la F1 y siempre dice tener posibilidades mayores en cada gran premio de lo que el resto del mundo ve.

Desde su debut en Australia, el venezolano se ha encargado de decir, sobre todo cuando hay un abandono, que el auto estaba para algo grande (generalmente puntos) o que el accidente en cuestión no es de su manufactura, aunque el resto del mundo vea otra cosa (abandonar cuando apenas se cumple la vuelta 9 e iba décimo quinto no es precisamente augurio de puntos como sucedió en su debut, ni querer culpar a Esteban del accidente en Bahrein cuando es evidente que el venezolano fue el que impactó al Sauber). Entiendo que lo que al venezolano le importa es el mensaje que llega a Venezuela y más vale una frase con un matiz que justifique la inversión del capital público a una declaración que pueda cuestionar su presencia y ese gasto en la Fórmula Uno, cuando hay muchas necesidades en su patria.

Complementando sus pretextos, Pastor ha logrado erigirse como uno de los pilotos más temidos en los circuitos de la F1 y no por su gran desempeño sino por el peligro que representa con decisiones sobre la misma. Su carrera en la F1 ha sido definida por los constantes accidentes que, en su mayoría, podrían haber sido evitados, pero también por una incapacidad de madurar como piloto y volverse más estratégico al volante. El venezolano, a diferencia de alguien como Grosjean, no ha logrado percatarse del bien que le haría ser un poco menos agresivo y saber qué batallas debe luchar en la pista y cuáles no, además de evitar accidentes que bien podrían terminar la carrera de algún otro piloto, o la propia.

Su historial cuenta con choques con Hamilton en el GP de Europa del año 2012 (cuando bien podría haber esperado, rebasarlo después y sumar los puntos que tanta falta le hacían a Williams), otro accidente con Sergio Pérez en 2012 en Silverstone, entre otros tantos y sin contar los de GP2. Además de la cantidad de veces que lo hemos escuchado bajarse del auto y expresar alguna razón por la cual el resultado no fue mejor, llegando incluso a regalar la joya esa que el FW35 era un auto que no se adaptaba a su estilo de manejo y por eso Valtteri Bottas había tenido mejor desempeño en 2013 a pesar de ser un debutante, algo que puede ser verdad, pero que suena más a pretexto para la exhibición que le regalaba el finlandés.

Adelantamos y 61 carreras después vemos que siguen presentes los elementos que durante las últimas tres temporadas han caracterizado al piloto sudamericano. En Bahrein demostró una vez más su talento para poner en riesgo a sus compañeros de profesión y su verbo para poner pretextos sobre su actuación en la pista. Un manejo agresivo y peligroso, pensando que el límite está más allá de donde él realmente puede llegar con su capacidad y una lengua desafiante que avienta declaraciones cual cortina de humo.

Madurez es una cualidad de los grandes pero es algo que Pastor, aparentemente, nunca logrará. Son tres años de demostrar que necesita todos los elementos a su favor para poder tener éxito y que no puede exprimir lo mejor de su auto ni adaptarse a las situaciones, ya sea que ello requiera cambiar su estilo, dejar pasar la ventana de rebase que sólo él contempla o, incluso, cambiar de estrategia mediática y dejar de generar titulares que lo único que hacen es cuestionar su estadía en la Fórmula Uno. Maldonado simplemente parece no comprender que no se puede comprar un asiento toda la vida y que madurar, aceptar responsabilidades y adaptarse a la situación te hace más grande que simplemente cubrir de declaraciones engañosas las acciones propias fallidas.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Autódromo Hnos. Rodríguez
Derechos Reservados 2020
www.autodromohr.com