HOME NOTICIAS MEMES GALERÍA CALENDARIO CONTACTO
 
BAIC invierte en ideas para el regreso a la nueva normalidad
19 junio 2020 Con una inversión de 20,000 millones de yuanes (64,000 millones de pesos) en I+D, BAIC, la compañía automotriz con sede en Pekín, pretende posicionarse como una de las marcas líderes a nivel mundial en la construcción de coches 100 por ciento eléctricos y, para ello, actualmente cuenta con 7 centros de I+D fuera de sus fronteras.

En la actualidad, sus centros de innovación y desarrollo están ubicados en San Francisco (Sillicon Valley) y Detroit; en Estados Unidos; Aquisgrán y Dresde, en Alemania; Barcelona, en España; Tokio, en Japón, y Turín, en Italia.

Entre las constantes innovaciones está la búsqueda de seguridad y alta tecnología aplicada al diseño, propulsión, materiales ligeros y conectividad.

Entre las innovaciones desarrolladas en los centros de investigación de BAIC a raíz de la pandemia de COVID-19, existe una tecnología capaz de impedir el paso de virus y bacterias al interior del coche, incluido el SARS-CoV-2. Se trata del Sistema Hi-Me.

Poco a poco, el mundo vuelve del confinamiento. Algunos le llaman la nueva normalidad; otros, la nueva mortalidad. Y es que el regreso a las actividades cotidianas implicará, sin duda, nuevas formas de vida. Sobre todo en la manera en que realizamos nuestros trayectos cotidianos al trabajo, a la escuela, al supermercado.

La finalidad de este dispositivo es crear atmósferas saludables y sanitizadas en los automóviles. Un objetivo prioritario para estos tiempos de contingencia sanitaria, en los que ya han fallecido en México más de 19 mil personas y más de 447 mil personas a nivel mundial, de acuerdo con datos de la Universidad Johns Hopkins.

“De manera muy coloquial, puede decirse que contar con un sistema Hi-Me es el equivalente a conducir un automóvil con cubrebocas”, explica Victor Amôres, gerente de marca en BAIC México.

Todos los autos tienen respiraderas, y es a través de éstas que ingresa el aire del exterior. Lo que hace este sistema es filtrar ese aire mediante un habitáculo inteligente que interactúa con todo el vehículo.

El filtro electrónico que hace esto posible se llama CN95 —muy similar a los cubrebocas que utiliza el personal médico para protegerse del coronavirus— y fue desarrollado en China como respuesta inmediata ante la pandemia de COVID-19. Se trata de un dispositivo antibacteriano y antiviral, certificado por el China Automotive Technology Research Center, uno de los organismos regulatorios más confiables del sector automotriz.

“El CN95 es capaz de proporcionar un 98.5% de eficiencia de filtración de virus y bacterias y otro tipo de partículas, por lo cual superó la certificación CATARC CN95, que es la certificación más alta que otorga el China Automotive Technology Research Center”, explica Amôres.

De hecho, las normas internacionales indican que este sistema consigue una filtración superior al 95% de 0.3 micrones y una tasa de esterilización del 99.99% en bacterias y virus como la Tuberculosis Bacilli, la Haemophilus Influenzae, así como diversos tipos de estreptococos y coronavirus, entre los que se encuentra el SARS-CoV-2, que causa la enfermedad COVID-19.

“Nosotros en BAIC superamos esa norma”, afirma Amôres. “El filtro de aire electrónico CN95 fue desarrollado por BAIC y por Changan Automobile, dos firmas chinas del sector automotriz que han apostado fuertemente por automóviles de alta tecnología que brinden atmósferas seguras y sanas. No olvidemos que esta tecnología surgió en plena pandemia de COVID-19, es decir, que es un avance muy reciente del cual nos sentimos muy orgullosos”.

Los automóviles BAIC con cubrebocas se empezarán a vender a partir del segundo semestre del año, pero aún no existe una fecha ni un precio definido.

“Estamos seguros de que su comercialización se irá dando en la medida en la que las personas regresen a sus actividades normales y perciban la necesidad de estar en ambientes saludables y sanitizados”, considera Amôres. “Como ya nos han informado las autoridades, COVID-19 es una enfermedad que se transmite mediante aerosoles que se forman en el aire después de hablar, toser, estornudar o respirar. Por eso es tan importante tener la seguridad de que conducimos vehículos libres de virus y bacterias. Y esto también dependerá mucho de la recuperación económica del sector automotriz”, añade.

Desde el inicio de la pandemia en diciembre pasado, Grupo BAIC y sus socios, entre los que se encuentran Beijing-Benz y Beijing-Hyundai, han donado más de nueve millones de euros para satisfacer las demandas médicas en las zonas afectadas de China.

El Instituto de Investigación General en Pekín es el encargado del desarrollo integrado y la fabricación de vehículos, mientras los centros internacionales de Investigación y Desarrollo repartidos por cinco países de 3 continentes se encargan de investigar las tendencias a nivel internacional y la aplicación de tecnologías clave con la finalidad de poder ofrecer productos orientados al mercado internacional y que puedan responder rápidamente a las nuevas necesidades de los usuarios.

Entre todos ellos trabajan más de 5,000 ingenieros para definir cómo será el coche del mañana, en el que internet estará más presente, se impondrá la conectividad basada en 5G, el sistema de conexión inalámbrica C-V2X que le permita comunicarse con su entorno –como otros coches, infraestructuras, con personas a través de un smartphone, etc.- y otras tecnologías para la conducción autónoma.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Autódromo Hnos. Rodríguez
Derechos Reservados 2021
www.autodromohr.com